lunes, 3 de julio de 2017

Alejándonos del Quásar 3C273

Por un momento pensemos en lo siguiente: Visitamos la casa de un amigo en donde hay una fiesta, en la terraza de la casa observamos a un individuo tocando la guitarra clásica parado frente a un grupo de personas a unos 7 metros de distancia nuestra. En el momento que nos ve, el músico se acerca a velocidad constante hacia nosotros con su fuente emisora de sonido (la guitarra) que se desplaza hacia nostros por lo que la frecuencia es mayor y percibimos el sonido más agudo. Cuando se aleja de nosotros vuelve a cambiar la frecuencia y el sonido se torna más grave para nostros y más agudo para el grupo de espectadores. Esta descripción hace referencia al llamado efecto Doppler, descrito por primera vez por el científico austriaco del siglo XIX Christian Doppler. El mismo postula que cuando una fuente de sonido y un oyente están en movimiento relativo, la frecuencia del sonido oído por el oyente no es la misma que la frecuencia de la fuente. La luz es también una onda, más precisamente una onda electromágnetica, en donde lo que vibran son los campos eléctricos y mágneticos. Para la luz visible, la frecuencia más baja corresponde a la luz roja, y la más alta, a la azul y violeta. Si un objeto emisor de luz, de una cierta frecuencia, se acerca a nosotros, la frecuencia luminosa que mediremos será mayor, por lo que la luz se habrá desplazado al azul. Cuando el objeto emisor de luz se aleja de nosotros la frecuencia será menor  y la luz se habrá desplazado al rojo. 
Volviendo a nuestro experimento: Nos encontramos flotando en el espacio y con un supertelescopio divisamos la constelación de Virgo y afinando nuestro telescopio vemos con claridad a el quásar 3c273 el primer quásar descubierto. Ahora sabemos que su corrimiento al rojo es excesivo (0.158339±0.0000067) y entendemos que se trata de un objeto a una distancia cosmológica impresionante algo así como a 2.200 millones de años luz (2.249 G años luz) - 749 mega parsécs. 
3C 273 se halla en el corazón de una galaxia eliptica gigante de tamaño de 30 segundos de arco en su eje mayor y una magnitud aparente de aproximadamente 16, que se traducen a la distancia a la que se halla en una magnitud absoluta de alrededor de -23 -la luminosidad esperable en una galaxia más brillante de un cúmulo de galaxias comparable a galaxias de su tipo mucho más cercanas pero con desde luego mucha menos actividad cómo por ejemplo la M87en el Cúmulo de Virgo y un diámetro en su eje mayor de más de 300 000 años-luz respectivamente. Este quásar tiene también un jet observable en longitud de onda visible, que mide 150 000 años-luz de largo asociado a un agujero negro supermasivo, de más de 6 mil millones de masas solares y a su disco de acreción.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario