sábado, 17 de febrero de 2018

¿En que pensaba Albert Einstein?

Meterse a indagar en las inquietudes que tenía el gran físico alemán no es una tarea sencilla, más teniendo en cuenta que se trató de una de las mentes más extraordinarias de todos los tiempos. Intentaremos bucear en algunos de los tantos pensamientos que el físico tuvo durante el desarrollo de su teoría de la relatividad y porque no algo de sus visiones del mundo. 
Unos de sus primeros pensamientos pusieron en duda los postulados del Espacio y Tiempo de la Mecánica Clásica. Para Einstein no estaba claro que debía entenderse por "posición" y "espacio" y el primer cuestionamiento lo formuló hacia el sistema de coordenadas de Galileo. El esbozó su teoría de la relatividad restringida demostrando que las leyes de la Mecánica de Galileo-Newton solo eran validas bajo determinados sistemas de coordenadas. Ustedes podrán esgrimir que el físico se apoyó en otros genios para formular su teoría y si eso es cierto, el mismo siempre lo reconocía cuando afirmaba "Estoy sentado sobre los hombros de gigantes". 
Para Albert Einstein los sucesos que ocurrían en un determinado tiempo no podían ser analizados sin tener en cuenta el marco de referencia del que se trataba, por lo que observadores distintos percibirán los fenómenos de acuerdo a sus propios sistemas de coordenadas y si también había que tener en cuenta si se encontraban en movimiento. "Cada cuerpo de referencia (sistema de coordenadas) tiene su tiempo especial; una localización temporal tiene solo sentido cuando se indica el sistema de referencia al que se remite."'
El físico indagó profundamente en la relatividad tanto que formuló "la relatividad en sentido restringido" y luego consiguió la "relatividad general" en donde la gravitación cumple un papel fundamental. Gracias a su portentosa imaginación, Einstein demostró el segundo principio de la "relatividad restringida", la constancia de la velocidad de la luz en el vacío, la luz simpre propaga a una velocidad constante, independiente del estado de movimiento de su fuente. Este principio tiene sus fundamentos en los resultados de la electrodinámica de Maxwell-Lorentz.
Otro de los pensamientos recurrentes de Einstein era el comportomiento de los relojes y como estos podían ver alterados sus comportamientos en base al estado de su movimiento respecto al sistema de coordenadas. Uno de los resultados más importante de la teoría de la "relatividad restringida" se refería a la masa inerte, la teoría demostró que ella no era más que energía latente. De esta manera, la le ley de conservación de la masa dejó de existir por si misma y se unió a la de la conservación de la energía.
Luego de estos avances en su teoría el trabajo de Einstein siguió por el camino de seguir dudando de los principios establecidos y puso en duda que las leyes de la física solo pudieran  ser explicadas en marcos de referencia y sistemas de coordenadas fijos. Estos pensamientos hicieron lugar para que "teoría de la relatividad general" hiciera su aparición. En la teoría de la relatividad general, la ciencia del espacio y del tiempo, la cinemática, ya no juega el papel de fundamento independiente del resto de la física. El comportamiento geométrico de los cuerpos y la marcha de los relojes dependen en mayor grado de los campos gravitatorios. A su vez, éstos estan generados por la materia. Uno de los brillantes pensamientos del físico fue igualar la masa inercial con la masa gravitatoria para dar fundamento a favor del postulado de la relatividad general: "Imaginemos un trozo amplio del espacio vacío, tan alejado de las estrellas y de grandes masas que podamos decir con suficiente exactitud que nos encontramos ante el caso previsto en la ley fundamental de Galileo. Para esta parte del universo es entonces posible elegir un cuerpo de referencia de Galileo con respecto al cual los puntos en repososo permanecen en reposo y los puntos en movimiento persisten en un movimiento uniforme y rectilíneo. Como cuerpo de referencia nos imaginamos un espacioso cajón con la forma de una habitación; y suponemos que en su interior se halla un observador pertrechado de aparatos. Para él no existe, como es natural, ninguna gravedad. Tiene que sujetarse con cuerdas al piso, so pena de verse lanzado hacia el techo al mínimo golpe contra el suelo.
Supongamos que en el centro del techo del cajón, por fuera, hay un gancho con una cuerda, y que un ser -cuya naturaleza nos es indiferente- empieza a tirar de ella con fuerza constante. El cajón, junto con elobservador, empezará a volar hacia "arriba" con movimiento uniformemente acelerado. Su velocidad adquirirá con el tiempo cotas fantásticas... siempre que juzguemos todo ello desde otro cuerpo de referencia del cual no se tire de una cuerda.
Pero el hombre que esá en el cajón ¿como juzga el proceso? El suelo del cajón le transmite la aceleración por presión contra los pies. Por consiguiente, tiene que contrarrestar esta presión con ayuda de sus piernas si no quiere medir el suelo con su cuerpo. Así pues, estará de pie en el cajón igual que lo está una persona en una habitación de cualquier vivienda terrestre. Si suelta un cuerpo que antes sostenía en la mano, la aceleración de cajón dejará de actuar sobre aquél, por lo cual se aproximará al suelo en movimiento relativo acelerado. El observador se convencerá también de que la aceleración del cuerpo respecto al suelo es siempre igual de grande, independientemente del cuerpo con el que se realice el experimento.
Apoyándose en sus conocimientos del campo gravitatorio, tal y como lo hemos comentado en el último epígrafe, el hombre llegará así a la conclusión de que se halla, junto con el cajón, en el seno de un campo gravitatorio bastante constante. Por un momento se sorprenderá, sin embargo, de que el cajón no caiga en este campo gravitatorio, mas luego descubre el gancho en el centro del techo y la cuerda tensa sujeta a él e infiere correctamente que el cajón cuelga en reposo en dicho campo."
Luego de esta brillante exposición Einstein concluye que la realidad explicada por el hombre es correcta en base a su marco referencial aunque un observador del espacio exterior interpretaría las cosas de otra manera. 
Muchos son los pensamientos que pasaron por la mente de Einstein y en "Mi Visión del Mundo", el físico se explaya sobre diversos temas tales como: educación, sociedad, la religión, la política y la economía entre otros.
Aquí a continuación un pasaje muy interesante respecto a la "Educación para una independencia en el pensar":
"No es suficiente enseñar a los hombres una especialidad. Con ello se convierten en algo así como máquinas utilizables pero no en individuos válidos. Para ser un individuo válido el hombre debe sentir intensamente aquello a lo que quiere aspirar. Tiene que recibir un sentimiento vivo de lo bello y de lo moralmente bueno. En caso contrario se parece más a un perro bien amaestrado que a un ente armónicamente desarrollado. Debe aprender a comprender las motivaciones, ilusiones  y penas de las gentes para adquirir una actitud recta respecto a los individuos y a la sociedad."
"La enseñanza debe ser tal que pueda recibirse como el mejor regalo y no como una amarga obligación"
Navegar por los pensamientos de Albert Einstein es un viaje excepcional, así como su conocido libro "Física aventura del pensamiento". Si leer sobre este genial y célebre físico te ha motivado en algo, te recomiendo que sigas indagando porque hay mucho  material sobre su obra y adentrarse en sus aspiraciones y deseos es un desafio muy interesante.

Bibliografía
  • "Mi Visión Del Mundo", Albert Einstein.
  • "Sobre la teoría de la relatividad especial y general", Albert Einstein.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario