martes, 13 de marzo de 2018

Paul Erdős y la pasión por las matemáticas

En el mundo de las matemáticas quizas lo más llamativo es encontrar personalidades que destaquen por sus creaciones fuera de lo común, y por sus destrezas como calculadora humana. A todos nos llaman la atención esos seres humanos absortos en sus cálculos que demuestran un nivel de abstracción descomunal, este fue uno de los casos del húngaro Paul Erdős que nació en Budapest, Hungría en el año 1913 y falleció en Varsovia, Polonia en el año 1996. Nacido en el seno de una familia judía, sus padres también eran matemáticos y profesores, pasión que supieron transmitirle a muy temprana edad. Paul Erdős demostró su precocidad en el conocimiento matemático realizando cálculos básicos a la edad de 3 años y llevando mentalmente secuencias temporales con solo 4 años. Cuando estalló la Primera Guerra Mundial,  Paul solo contaba con algo más de un año. A medida que el joven Paul crecía, solo vislumbraba en el horizonte abandonar Hungría, debido al creciente antisemitismo de post-guerra.  Pero pese a las dificultades, logró ingesar a la Universidad  (Pázmány Péter) de Budapest en el año 1930, y en la misma casa de estudios concluyó su doctorado en el año 1934. Durante ese mismo año abandonó Hungría a la edad de 21 años y se radicó en Mánchester Inglaterra, en donde emprendió numerosos viajes. En su estadia en el Reino Unido conoció a Hardy en Cambridge y un año más tarde (1935) tuvo una cita con otro reconocido matemático (Stanislam Ullam). Todos en el ambiente de las matemáticas que conocieron a Erdős, lo describen como un ser humano comprometido y que tenía mucha pasión por su trabajo. Eso esta más que documentado con la cantidad de trabajos en los que colaboró directa e indirectamente, se calculan alrededor de 1500 publicaciones propias. Sus campos de estudio fueron entre otros: Combinatoria, Teoría de grafos, Teoría de Números, colaboró con la Teoría de Ramsey y hay aportes en el estudio del método probabilista. Muchas de sus publicaciones fueron solo creación de él mismo y otras tantas en ayuda de sus colegas. En el año 1938 viajó a Estados Unidos en donde haría uso de una beca en Princenton y donde permanecería por más de diez años. Fue miembro de: Royal Society, Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos, Academia de Ciencias de Hungría y Academia de Ciencias y Artes de Estados Unidos. Trabajó en: Universidad de Mánchester (UK), Universidad de Princenton (EE.UU), Universidad de Purdue (EE.UU) y Universidad de Notre Dame (EE.UU.).  Una vida llena de viajes para un excelente matemático que amaba el contacto con sus colaboradores y de participar de actividades relacionadas a su materia de estudio, pasión que demostró hasta en sus últimas horas cuando falleció a la edad de 83 años mientras se encontraba camino a una conferencia en Polonia.

Fuente:

No hay comentarios.:

Publicar un comentario